Algunas tardes

Fotografía: A.Gamonal

Fotografía: A.Gamonal

Meriendo algunas tardes:

no todas tienen pulpa comestible. (Ángel González)

 

Hay tardes muy amargas.

El autobús se para y yo desciendo.

Exhalan desde el parque

gemidos los columpios,

monóxido los coches, y las nubes

me miran y renuncian a la lluvia.

Regreso lentamente. Las aceras

se pueblan de fantasmas:

Proyectos olvidados, versos sueltos,

esas cartas que debo a mis amigos,

caricias reprimidas, la pereza,

el tiempo no pasado con mis hijos.

Me saluda un vecino.

Las aceras

son solo el breve espacio disponible

para borrar las huellas

de este día de perros.

En tardes tan amargas,

parado ante la puerta me hurgo los bolsillos,

encuentro una sonrisa

y entro en casa.

 

 

 

 

3 pensamientos en “Algunas tardes

    1. admin Autor

      La verdad, estuve por pedirte permiso para ilustrarlo con tu foto que me llevó al estado de ánimo que reconozco. Un abrazo.

      Responder
  1. Andfes

    andaba enredado en pensamientos
    subldo en el bus de vuelta a casa
    no habia sido mal dia
    no se porque vino a mi mente
    una poesia que años atras me mostraste
    la recorde, siempre me pareciò bella
    cogí el movil, y entre equilibrios imposibles
    la fuí a encontrar en tu blog
    me llenò de alegria
    un compañero a punto de jubilarse saluda a otro jubilado
    hay tardes tan amargas que llenan de alegria
    un abrazo, Andrès

    Responder

Deja un comentario