Archivo de la categoría: Las cosas vistas de otro modo

Poemas

Algunas tardes

Fotografía: A.Gamonal

Fotografía: A.Gamonal

Meriendo algunas tardes:

no todas tienen pulpa comestible. (Ángel González)

 

Hay tardes muy amargas.

El autobús se para y yo desciendo.

Exhalan desde el parque

gemidos los columpios,

monóxido los coches, y las nubes

me miran y renuncian a la lluvia.

Regreso lentamente. Las aceras

se pueblan de fantasmas:

Proyectos olvidados, versos sueltos,

esas cartas que debo a mis amigos,

caricias reprimidas, la pereza,

el tiempo no pasado con mis hijos.

Me saluda un vecino.

Las aceras

son solo el breve espacio disponible

para borrar las huellas

de este día de perros.

En tardes tan amargas,

parado ante la puerta me hurgo los bolsillos,

encuentro una sonrisa

y entro en casa.

 

 

 

 

Nota biográfica

He venido hasta aquí

de los helechos y los bosques,

del alma mineral y la piel verde,

del cielo gris y el largo invierno

de un imperio prometido cara al sol.

Llegué con el silencio.

Y porque estaba ella, dejó de ser Madrid

la ciudad de más de un millón de cadáveres.

Después, cruzamos juntos

inviernos y veranos,

gobiernos y fronteras,

las tardes mortecinas del domingo,

las cálidas veladas,

las madrugadas frías

o el insomnio.

Y porque estoy con ella, he llegado hasta aquí.

Hacemos nuestra historia.